Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

GLEIZES, Albert > L'Ecolier


Fecha:
1925

Objeto:
Pintura

Técnica y soporte:
leo Lienzo o tela

Medidas:
64 x 48 cm

Lugar y fechas del autor :
París, Francia, 12/1881-Aviñón, Francia, 06/1953


Descripción

Tras finalizar la Primera Guerra Mundial, Albert Gleizes se centra en la escritura y en la enseñanza. Su vocación pedagógica tuvo una influencia decisiva en sus nuevas posturas teóricas de aquellos años. Entre 1922 y 1924, el pintor siguió refinando su método a través del debate con sus alumnos, al tiempo que desarrollaba un estilo maduro que se basaba en principios compositivos claros y estructurados. Tanto es así que el hecho de que elija el motivo del écolier (escolar) nos alerta inmediatamente de la posición de Gleizes como profesor y estudiante de pintura moderna. Si se compara con Composition y Composition à la Guitarre, se observa que en su obra ha irrumpido un uso del color y sus propiedades espaciales complejas más libre. La complejidad de la forma -planos transparentes y opacos de color no matizado con tamaños y formas diferentes- se contrarresta con la claridad y el efecto de sujeción que producen los amplios campos rectangulares que quedan diseccionados por ejes ortogonales opuestos. Dentro de esta estructura dominante de contrapuntos, Gleizes define detalles descriptivos secundarios -los ojos, la nariz, la boca y las manos- del écolier cuyos contornos están repetidos cuidadosamente. Gleizes, que abandona los últimos vestigios del ilusionismo del Renacimiento, subordina la forma a la lógica geométrica del lienzo como un todo, y define el espacio y el ritmo en términos de construcción de planos y en relación con la superficie del plano pictórico. Así, L'Ecolier, con su hábil economía de medios, representa la cumbre del estilo maduro de Gleizes.